La Pechuga de Pollo al Horno si la hacemos rellena con queso y jamón nos queda más jugosa, con el toque de las hierbas aromáticas, y unas patatas panadera estupendas.

 

 

He puesto las pechugas de pollo rellenas al horno en  rollitos, para que sea más fácil comerlas, además quedan muy chulis estas pechugas rellenas con el queso fundido cuando las cortamos, y resultará muy sencillo a la hora de repartir en la mesa.

 

Por otra parte, hacer el pollo al horno, siempre tiene menos calorías que frito o empanado, un plato estupendo para los niños y no tan niños, que luego empezamos con los temas de obesidad.

 

Como el queso que le he puesto, un Queso tierno Tronchón bajo en sal para compensar el jamón tiene un sabor fresco y afrutado, nuestras pechugas rellenas quedan riquísimas, a la vez que sanas y llenas de sabor.

Queso-tierno-Tronchon

Os quedará una salsa muy ligera que soltarán las verduras y el vino blanco al evaporarse.

Ingredientes para Pechugas rellenas al Horno:

2 Pechugas enteras.

50 gr. de queso tierno, Tronchón o el que más os guste.

50 gr. de jamón serrano.

250 c.l. de vino blanco seco.

2 patatas medianas.

1 tomate fresco.

Tomillo seco 1 cucharadita de las de café.

Eneldo, 1 cucharadita de las de café.

Orégano 1 cucharada sopera.

Aceite de Oliva Virgen 2 cucharadas soperas.

Sal.

Pimienta negra molida.

Cómo se hacen Pechugas rellenas al Horno con Queso Tronchón:

Ponemos el horno con calor arriba y abajo para que esté caliente cuando vayamos a meter las patatas y las pechugas, a 180 Cº/355 Fº.

En una fuente para horno ponemos las patatas y el tomate en láminas cortadas finas, las salpimentamos a nuestro gusto, añadimos una cucharada de aceite de oliva y mezclamos, introducimos en el horno durante 25 minutos, ya que tardan en hacerse las patatas algo más que las pechugas rellenas, y así nos quedarán tiernas y blanditas.

Pechuga-rellena-al-horno-3

 

Abrimos las pechugas de pollo en libro, si no sabéis hacerlo podéis pedir a vuestro carnicero que os lo haga, ponéis sal y pimienta por ambos lados.

 

Por la cara de dentro de las pechugas extendemos las laminas de queso que hemos cortado, ponemos las lonchas de jamón encima y enrollamos las pechugas de pollo.

Pechuga-rellena-al-horno (6)

 

Mezclamos las hierbas aromáticas, el orégano, tomillo y eneldo y las ponemos sobre nuestras pechugas de pollo.

 

Sacamos las patatas del horno, colocamos las pechugas rellenas encima y añadimos una cucharada de aceite sobre las mismas así como el vino blanco seco, al evaporarse por la cocción, no queda nada de alcohol.

 

Pechuga-rellena-al-horno (11)

 

Volvemos a meter al horno durante unos 30 minutos más, depende del horno, darles la vuelta para que queden igual de color por ambos lados.

 

Con ayuda de unas pinzas de cocina, cortar las pechugas rellenas y servir acompañado de las patatas panadera y la salsa de las verduras.

Un plato que gustará tanto a los niños como a los mayores, además es una receta sin gluten, ya que no hemos utilizado ninguna harina para rebozar.

Pechuga-rellena-al-horno 2

Esta receta de pollo asado seguro que os viene bien para cualquier día, por su sencilla preparación.

La idea la he sacado del blog Tu receta de Hoy que os animo a visitar..!

 

 

 
Escrito por maria

    2 comentarios

  1. Ettore Cioccia 9 junio, 2015 at 21:21 Responder

    Buenas noches guapisima, pues me parece una receta perfecta, lo tiene todo, queda jugoso, que eso es importante, los ingredientes me encantan, y además con menos calorias. La verdad es que al pollo hay que darle un toqye así como has hecho tu, porque al mnos para mi, ya no saben igual que antes, ultimamente no me sabe a nada, de no ser que lo prepare como tu, así que me encanta!!
    Un besazo grande
    Ettore

     
    • maria 9 junio, 2015 at 21:37 Responder

      Gracias Ettore, es verdad, el pollo no sabe a nada, así que hay que buscarle la vuelta, y añadirle sabor con otros elementos.
      Besos para ti también!

       

Leave a Comment