La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella llegan un montón de comidas y cenas entre familiares y amigos. Además de las planificadas, otras muchas son improvisadas, con lo que contar con alimentos versátiles como salchichas de pollo en la nevera puede ayudar mucho a la hora de hacer una aperitivo o plato rápido, nutritivo y, sobre todo, bueno.

Sí, porque pareciera que cuando te estás dando el último chapuzón en la piscina y tomas los últimos rayos de sol del verano, estás contestando ya el primer doodle de cuándo te viene mejor la cena o la comida de Navidad.

Encuentro entre amigos de toda la vida, familiares, cenas de empresa, amigos de la oficina, del máster, del cole de los niños… a partir de noviembre es un no parar de comer, de beber y de gastar.

Las comidas y cenas pre-navideñas, un clásico

De hecho, según un estudio sobre los hábitos de consumo navideño de España y Europa y difundido por Estatista hace un par de años, nuestro país sobresalía en gasto con respecto a la media del resto de países de nuestro entorno.

Está claro que el ocio es un capítulo importante en la economía doméstica y, nos aventuramos a decir que también lo tiene que ser para la salud mental, como siempre, con moderación.

En cualquier caso, con el objetivo de que el presupuesto no se vaya tan rápido y acabe no llegando a enero, muchas personas optan por celebrar los encuentros entre amigos y familia en casa, sobre todo si se tienen niños, de tal forma que ellos pueden estar jugando tranquilamente y en todo momento a la vista de los adultos.

También para ellos se piensa el menú. Muchas veces se elige hacer dos platos, pero existen muchas posibilidades para que todos coman lo mismo, una comida divertida a la par que nutritiva y sencilla de preparar, con alguna ensalada de acompañamiento, – aunque esto más en verano -, y evitarse así quebraderos de cabeza y pasar el doble de tiempo en la cocina.

Campofrío, aparte de ser una de las estrellas de cada Navidad generando una gran expectación por cómo será su nuevo spot y cuánto podrá o no arrancarnos esa sonrisa nostálgica o esa lágrima alegre, también nos ofrece multitud de posibilidades a través de sus productos.

Además del embutido que se puede servir de aperitivo y siempre triunfará, las salchichas pollo por su versatilidad, se encuentran en muchas casas y pueden ser un buen elemento para hacer recetas de cenas fáciles y muy ricas que alimenten a niños y adultos.

5 Recetas fáciles con salchichas de pollo

A continuación pondremos algunos ejemplos para que sirvan de idea para estas fechas, pensando tanto en comidas como en cenas:

Brocheta de salchichas con verduras a la plancha. Esto es perfecto para un aperitivo saludable. Como verduras, se pueden utilizar calabacín y cebolla a la plancha o se puede incluir también un tomate cherry para dar un poco de frescor y jugar con esa dicotomía de caliente y frío. Para los más creativos, los pimientos rojos, verdes y amarillos también dan mucho juego.

Salteado de habas. Esta legumbre, así como los guisantes, es muy propia de la estación. Prepararlas con cebollita pochada y con rodajas finas de salchichas será algo que guste a todos los comensales, tanto como acompañamiento como plato principal o aperitivo. En este caso, también es importante utilizar un buen aceite de oliva virgen extra.

Lentejas con salchichas. Si los italianos comen lentejas en fin de año, ¿por qué no comerlas también con los amigos? Es un plato caliente y agradecido y la variante del pollo sustituye con mucho tino al chorizo, que se suele utilizar de forma más tradicional y que suelta más grasa y no siempre conviene en épocas de tanto exceso.

–  Esta es una gran solución si hay niños en casa. La pizza claro que se puede comprar hecha, pero es mucho más divertida prepararla en casa. Si no se quiere uno liar haciendo la masa, siempre existe la posibilidad de comprarla ya hecha. Así ellos podrán directamente poner los ingredientes, sin olvidar la base de tomate y la mozarella que suele ser común incluir siempre. Salchichas de pollo, jamón, champiñón…¡(casi) todo vale!

Perrito caliente. Este es, sin duda, el plato estrella, tanto para niños como para adultos. Es el plato definitivo en cualquier comida o cena si se quiere hacer algo más informal tipo cóctel. Además, le da una cierta estética divertida y no faltará aquellos que hagan fotos a su perrito para subirla a Instagram. Aparte del pan y la cebolla frita o cocida, también se pueden incluir pepinillos dulces y que no falte ni kétchup ni mostaza. Este es un acierto seguro. Además, puede tener otras variantes y no ser propiamente perrito y transformarlo en bollo preñao o en taco mexicano.

Nos vemos en FacebookTwitter y Pinterest. No te pierdas mis vídeos de mi Canal de YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Las Recetas Fáciles de María. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies